|  NOTICIAS


Viernes, 01 Diciembre 2017 13:56

En memoria de Paco Muñoz Tomás

Paco MuñozLa comunidad parroquial de Jesús Obrero se congregó ayer para celebrar la eucaristía en sufragio de Paco Muñoz Tomás, voluntario de la Cáritas parroquial y del proyecto Maparra, recientemente fallecido.

En su memoria, reproducimos la reseña que sus compañeros quieren compartir con todos; y nos sumamos a la esperanza de sus familiares y amigos, confiados en la promesa del Señor: "¡Venid, benditos de mi Padre!".

Desde el Proyecto Maparra damos las gracias por la vida de Paco, por su vida compartida con nosotros, niños, voluntarios y comunidad parroquial.

Cuando me represento a Paco delante de Dios, lo que conocí de su persona, lo que él me contaba, y me imagino cómo lo mirará Dios, veo el antes y después de Paco en el barrio. Veo a Dios entrando en su corazón a través de los más pequeños; y saliendo, desde su corazón, hacia los demás.

Me atrevería a decir que Dios se valió de la fragilidad de nuestro barrio para ir despertando su sensibilidad. A medida que iba cambiando su mirada a la realidad, cambiaba también el modo de mirarse a sí mismo, haciendo aflorar suavemente toda aquella sensibilidad que él vivía como debilidad: en sus palabras de aliento y en sus gestos de ternura con niños y voluntarios; en su confianza en cada persona que Dios ponía en sus manos; en su compromiso, cada día más grande; en la ayuda a Dios en la construcción del sueño de un mundo más humano, más justo, más acogedor, más libre.

Así, con una suavidad en la que muchas veces se hace difícil ver a Dios, lo que él consideraba debilidad se convirtió para el barrio en fortaleza, transparentando en él el corazón de Dios.

Gracias, Paco, por poner todo en juego, incluso aquello que todos tendemos a proteger o que más miedo nos da, aquello en lo que uno se siente débil y frágil. Estate seguro de que tu vida ha dado fruto y seguirá dando fruto.

Gracias por haberte puesto a tiro de Dios entre nosotros.

Gracias, Señor, por regalarnos a través de él la experiencia de cómo tu reino se va haciendo realidad cada día.

Gracias, Señor, por esta experiencia anticipada de Navidad, por dejarte ver así, encarnado en lo pequeño, encarnándote desde lo débil, y encarnándote dentro y fuera con suavidad, sin imponerte y amando nuestra libertad.

  •  
  •  
     
     
     
     
     
  • Boletines

     
     
     
     
     
Web Analytics