|  NOTICIAS


Jueves, 05 Octubre 2017 12:28

Nueva campaña por los derechos de los migrantes, mientras el TEDH condena a España por las devoluciones en caliente

"La esperanza es lo que impulsa los corazones de aquellos que emprenden el viaje". Son palabras del Papa Francisco en el lanzamiento de la nueva campaña mundial sobre migración «Comparte el Viaje», promovida por Cáritas Internationalis. En la presentación de la campaña, celebrada en Roma durante la Audiencia general de la semana pasada, el Papa alertó contra "los enemigos de la esperanza"; y reafirmó la necesidad de entablar relaciones entre migrantes, refugiados y comunidades locales: "¡No tenemos miedo de compartir el viaje! ¡No tenemos miedo de compartir la esperanza!"

A la presentación de la campaña acudieron miles de colaboradores de Cáritas vinculados a proyectos italianos de ayuda a migrantes y refugiados. Algunos de los migrantes de los proyectos compartieron la tribuna del papa Francisco, que hizo ante ellos el gesto de "tender la mano", símbolo de la campaña. Cáritas ha pedido a sus voluntarios y colaboradores en todo el mundo que se sumen a este gesto, que pretende significar una acción global de reconocimiento a las historias y los anhelos de las personas migrantes, en una campaña de concienciación en las redes sociales.

Por su parte, en rueda de prensa celebrada tras la Audiencia general, el arzobispo de Manila y presidente de Cáritas Internationalis, cardenal Luis Antonio Tagle, aseguró que "si establecemos vínculos con los refugiados y los migrantes derribaremos las barreras con las que algunos están tratando de separarnos". "La campaña -añadió- nos llama a reconocer, restaurar y compartir nuestra humanidad común".

La campaña de Cáritas está apoyada por cada una de las Cáritas nacionales en más de 160 países, así como por la alianza ecuménica ACT (Action by Churches Together) integrada por más de 140 miembros, por la FAO, la Organización Internacional para las Migraciones, el ACNUR y el Programa Mundial de Alimentos, además de numerosas organizaciones religiosas y de la sociedad civil.

El calendario, las bases y el soporte documental están accesibles en la página de la campaña Share Journey. La iniciativa será difundida en las redes sociales bajo el hashtag #ShareJourney

La UE incumple sus compromisos de acogida

Para Cáritas Española, el lanzamiento de esta campaña se produce en un momento muy oportuno, ya que tiene lugar dos días después de que haya expirado, con un resultado desalentador, el plazo fijado por los países de la Unión Europea para acoger a más de 180.000 personas refugiadas.

Como han denunciado Cáritas Europa y todas las organizaciones que acompañan a los refugiados y migrantes, los gobiernos de la UE han incumplido de manera flagrante sus compromisos de acogida y refugio. El caso de nuestro país es especialmente grave, pues si el conjunto de la Unión sólo ha completado una cuarta parte de los cupos fijados, España, que se había comprometido a recibir a 17.337 refugiados, únicamente ha abierto sus puertas al 11% de ese contingente.

Y el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena a España

Coincide también con la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), hecha pública el lunes en Estrasburgo, que condena a España por la expulsión sumaria de dos personas el 13 de agosto de 2014 en la frontera de Melilla. El fallo, aplaudido por las entidades de la Iglesia católica en España que trabajan con migrantes y refugiados -Cáritas, CONFER (Conferencia Española de Religiosos), el Sector Social de la Compañía de Jesús y Justicia y Paz- confirma que esas dos personas fueron devueltas a Marruecos sin que se observaran las debidas garantías, en el marco de un proceso sujeto a múltiples irregularidades. Se trata de una práctica que, de manera reiterada, hemos venido denunciado desde nuestras organizaciones y que, como ahora recoge la sentencia, vulnera los derechos de las personas migrantes.

En su fallo, el Tribunal Europeo señala, entre otras cuestiones, que se trató de una expulsión colectiva, contra lo dispuesto en el artículo 4 del protocolo número 4 del convenio para la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Igualmente, considera que, como consecuencia de la expulsión sumaria, se impidió toda vía de recurso a los demandantes, que les hubiera permitido someter a una autoridad competente la vulneración de su derecho a no ser objeto de una expulsión colectiva. Por ello, el Tribunal estima que también existe violación del art. 13 de la Convención en relación con el art. 4 del protocolo 4 de la Convención.

La sentencia desmonta la pretensión del Gobierno de España, que entendía que las víctimas de la devolución no habían entrado en territorio español al ser rechazados mientras atravesaban los elementos de contención fronterizas, aplicando lo que denomina “concepto operativo de frontera”. En este sentido, afirma sin ambages que un Estado (España) no puede modificar unilateralmente las fronteras de su territorio con las de otro Estado (Marruecos) para responder a las necesidades de una situación concreta.

Este fallo debe servir para erradicar por parte de los poderes públicos unas prácticas irregulares en materia de inmigración y derechos humanos, que, como confirma el Tribunal Europeo, no pueden tener cabida en un Estado miembro de la Unión Europea. Por todo ello, urgimos al Gobierno para que proceda a la derogación inmediata de lo previsto en la Disposición Adicional X de la Ley Orgánica 4/2000 sobre derechos y libertades de los extranjeros en España.
 

  •  
  •  
     
     
     
     
     
  • Boletines

     
     
     
     
     
Web Analytics