Bajo el lema “Iglesia en salida que transforma y cuida la Casa Común”, el Centro de Espiritualidad Las Tres Rosas, en Honduras, acoge del 3 al 7 de febrero las sesiones del XIX Congreso Latinoamericano y del Caribe de Caritas.

Esta cita cuenta con la participación de las 22 Cáritas de la región, junto a delegaciones de Cáritas Internationalis y de diversas Cáritas europeas y de Estados Unidos. Cáritas Española está representada por su delegado episcopal, Vicente Martín Muñoz, y por la directora del Área de Cooperación Internacional, Eva Cruz.

VenezuelaAnte los reiterados anuncios del envío de ayuda humanitaria a Venezuela para paliar la grave crisis social por la que atraviesa el país, Cáritas Venezuela ha hecho público un comunicado para discernir el tipo de ayuda de la que se está hablando y explicar cuál está siendo su papel y criterios ante la eventual llegada de la misma.

En un reciente comunicado, la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana, además de alertar sobre la precaria situación social por la que atraviesa el país, lanza un llamamiento al “cese de la violación de Derechos Humanos y garantizar los derechos de todos los ciudadanos”.

Esta nota se suma a otra declaración de la semana pasada de la Conferencia Episcopal Venezolana en el que hacía público su apoyo a las marchas convocadas para el 23 de enero en todo el país y en el que instaba a las fuerzas armadas y a los diversos organismos de seguridad del Estado a “que protejan a la población, la acompañen y respeten con un sentido cívico ante las demandas de sus derechos y de nuevas realidades en el contexto de lo político”.

Cáritas Indonesia (Karina) ha intensificado sus programas de ayuda a los damnificados de la emergencia causada el pasado 23 de diciembre por el impacto del tsunami que asoló las costas de las islas de Sumatra y Java ribereñas al Estrecho de Sonda.
 

Pocas horas después del impacto del tsunami que el pasado 23 de diciembre asoló las costas de las islas de Sumatra y Java ribereñas al Estrecho de Sonda, equipos de voluntarios de las diócesis de Bogor y Tanjung Karang, a las que perteneces las zonas siniestradas, pusieron un marcha un plan de emergencia para auxiliar a los damnificados.

Según el primer informe de situación facilitado ayer por Cáritas Indonesia (Karina), el total de víctimas, hasta el 24 de diciembre, es de 373 personas muertas, 1.459 heridas, 128 desaparecidas y 5.665 desplazadas. Además, cerca de 681 casas están seriamente dañadas y 69 hoteles han sufrido graves daños, así como otros muchos edificios. Las pérdidas materiales son cuantiosas.

Página 1 de 2