Miércoles, 20 Marzo 2019 11:38

La REPAM convoca en Washington una conferencia internacional para preparar el Sínodo Especial sobre la Amazonía

Más de un centenar de participantes procedentes de todo el mundo se dan cita, entre el 19 y el 21 de marzo, en la Universidad de Georgetown de Washington DC, en una Conferencia Internacional convocada por la REPAM (Red Eclesial Panamazónica) como preparación del próximo Sínodo Especial para la Amazonía, que tendrá lugar del 6 al 27 de octubre en el Vaticano.
 
 
Aportaciones al Sínodo
 
Este evento, que tiene como lema “Ecología integral: una respuesta sinodal desde la Amazonía y otros biomas/territorios esenciales para el cuidado de nuestra casa común”, forma parte del intenso recorrido de acción e incidencia internacional que la REPAM viene desarrollando desde su fundación hace 4 años, en comunión con Laudato Si´ y en estrecha coordinación con la Santa Sede, con diversas redes eclesiales, y con organizaciones sociales y territoriales de los pueblos originarios y comunidades amazónicas.
 
Se trata de una cita de especial relevancia con la que, en palabras de sus organizadores, “se pretende aportar elementos de reflexión al proceso sinodal, con un enfoque de incidencia socio-política y con el objetivo de promover un dinamismo internacional eclesial y civil que se alimente de la fuerza de la identidad territorial, de sus gritos y sus esperanzas”.
 
Por ello, tiene especial importancia la participación como co-organizadores de las jornadas del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, del Observatorio Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, de la Universidad de Georgetown y de la Conferencia de Provinciales de Canadá y Estados Unidos de la Compañía de Jesús. Junto a ellos, destaca también la aportación especial a la Conferencia del Secretariado General del Sínodo de los Obispos.
 
Delegación de Cáritas Española
 
A las sesiones de Washington acude una delegación de Cáritas Española —que mantiene con la REPAM desde su creación una estrecha relación de trabajo y cooperación— encabezada por su presidente, Manuel Bretón. Junto a él se encuentran en la capital federal Ana Cristina García, coordinadora para América Latina y el Caribe del Área de Cooperación Internacional, quien coordina uno de los grupos de trabajo de la Conferencia; y Sonia Olea, experta en temas de Incidencia política del Área de Comunicación, que modera el último de los cinco paneles programados.
 
En las sesiones se trabajará, como explican sus responsables, “desde la metodología del ver-juzgar-actuar, que será desarrollada a partir de los planteamientos y ejes esenciales de la categoría de la ecología integral en Laudato Si´, además de reflexionar sobre los planteamientos del proceso hacia el Sínodo de la Amazonía y animar una perspectiva pastoral innovadora, que permita que las opciones de comunión territorial alrededor de biomas esenciales para el planeta siga avanzando para la defensa de la casa común y el proyecto de Reino de Dios en ella”. 
 
El encuentro cuenta con un nutrido plantel de representantes eclesiales del más alto nivel –como los cardenales Tagle, Turkson, Barreto, Ribat, Baldisseri, Hummes y Marx, entre otros—, junto a miembros y líderes de organizaciones de pueblos y comunidades, de organismos nacionales, regionales e internacionales, foros académicos y universitarios, departamentos vaticanos asociadas a estas temáticas y miembros de la REPAM y otros aliados en la defensa de la sostenibilidad medioambiental.
 
Vasta socio-diversidad
 
La Pan Amazonía posee una vasta socio-diversidad, ya que alberga a 2.779.478 indígenas, que pertenecen a 390 pueblos indígenas, 137 pueblos aislados o no contactados, y que hablan 240 lenguas pertenecientes a 49 familias lingüísticas. Tiene casi 35 millones de habitantes en total y abarca una superficie de 7,5 millones de Km2, repartida en 9 países de Sudamérica incluyendo la Guyana Francesa. Representa el 43% de la superficie de América del Sur, concentra el 20% del agua dulce no congelada del planeta y es el territorio donde crece el 34% de los bosques primarios del planeta, que albergan entre el 30% y 50% de la fauna y flora del mundo.
 
Esta porción de la tierra, el bioma donde se expresa la vida en su mega diversidad como don de Dios para todos, es sin embargo un territorio cada vez más devastado y amenazado.
 
El Sínodo Especial para la Amazonía es una oportunidad única para crear consciencia globalmente sobre la importancia de la Pan Amazonía y de los otros biomas y territorios esenciales para el futuro planetario. Como se indica en la convocatoria de la Conferencia que tiene lugar en Washington, “es una ocasión especial para animar cambios profundos sobre la manera en que la Iglesia puede acompañar y responder a los signos de los tiempos actuales que amenazan la vida en dichos biomas, el futuro de los pueblos originarios y sus culturas, y aquello que pone en riesgo a las futuras generaciones”.