Martes, 11 Diciembre 2018 09:26

Cáritas Diocesana vuelve a reconocer el compromiso de sus empresas colaboradoras en materia de empleo

Cáritas Diocesana de Sevilla ha celebrado esta mañana, en el Centro Diocesano de Empleo, su segundo Encuentro Empresarial de Responsabilidad Social Corporativa que bajo el lema ‘Tu compromiso mejora el mundo’ ha congregado a 30 empresas que colaboran con el proyecto de empleo a través de la formación, prácticas en empresas y facilitación de acceso al mercado laboral de los participantes del Centro.

El II Encuentro Empresarial de Responsabilidad Social Corporativa, bajo el lema ‘Tu compromiso mejora el mundo’, ha congregado a 30 empresas que colaboran con el proyecto de empleo.
 
El objetivo principal del encuentro ha sido dar a conocer el trabajo de las empresas en su compromiso junto a Cáritas por la mejora de la empleabilidad de las personas desempleadas más desfavorecidas. 
 
 
Cáritas Diocesana de Sevilla ha celebrado esta mañana, en el Centro Diocesano de Empleo, su segundo Encuentro Empresarial de Responsabilidad Social Corporativa que bajo el lema ‘Tu compromiso mejora el mundo’ ha congregado a  30 empresas y más de 50 personas que colaboran con el proyecto de empleo a través de la formación, prácticas en empresas y facilitación de acceso al mercado laboral de los participantes del Centro.
 
El objetivo principal del encuentro, como ha destacado Mariano Pérez de Ayala, director de Cáritas Sevilla, no ha sido otro que dar a conocer el trabajo de las empresas en su compromiso junto a Cáritas por la mejora de la empleabilidad de las personas desempleadas más desfavorecidas. Lo que se busca es crear una red de empresas “con propósitos”, es decir, empresas que estén comprometidas por la transformación social desde su actividad profesional.
 
Este año, desde el Centro Diocesano de Empleo se ha querido mostrar los distintos tipos de compromisos que tienen con las empresas, pues sin olvidar que la contratación es el fin último, hay muchas otras acciones que hacen posible que las empresas y Cáritas lleguen a colaborar y ser parte de la inserción de las personas que lo han tenido más difícil. De esta manera, se han ido comentando los distintos compromisos que las empresas han ido mostrando durante el año con las acciones de empleo y se ha divido el acto en cuatro momentos en los que se ha aprovechado para entregar un detalle a las empresas con el fin de reconocer y agradecer su labor en diferentes apartados:
 
- Realización de prácticas en empresas. Contratación. Se ha querido mostrar cómo las empresas abren sus puertas para que las personas que han realizado formación con el Centro Diocesano de Empleo o que están en un proceso de acompañamiento puedan poner en práctica la formación para la que se han cualificado o actualizar sus conocimientos en una situación de trabajo real. En estos momentos se están haciendo 57 acciones prácticas. También hay empresas y particulares que solicitan personal para cubrir los puestos de trabajo de su empresa o bien familias para la contratación de personal de empleo en el hogar y en este sentido, 35 personas se han insertado mediante ofertas de empleo a la Agencia.
 
- Ampliando la Red de Contactos. En esta segunda edición se ha querido destacar la colaboración con aquellas empresas que dan a conocer el centro y lo ponen en contacto con empresas afines. Son acompañantes que “piensan en nosotros”. Se ha querido destacar la importancia de lo pequeño, de los gestos que parecen superficiales pero que son claves para modificar la realidad.
 
- Colaboraciones y Master class Desde el Centro Diocesano de Empleo se quiere que sus formaciones sean lo más cercanas al mercado laboral posible, ofrecer la visión de profesionales y expertos en su oficio. Es por ello que durante el 2018 se han realizado, entre otras acciones, visitas a las empresas, formaciones específicas como iniciación a la coctelería o utilización de maquinaria específica como las PDA de hostelería y maquinaría de lavandería.
 
- Formación en el Puesto de Trabajo. En el año 2016 se inició un nuevo tipo de formación llamada ‘Formación en el Puesto de Trabajo’, estrategia formativa que permite que la empresa diseñe la formación según sus necesidades. A lo largo de estos tres años de colaboración, se ha podido comprobar que es una herramienta muy poderosa para la inserción laboral y muestra de ello es que el 90% del alumnado ha sido contratado tras la formación teórico-práctica. La FPT es un medio de reclutamiento de personal cualificado desde el carácter de la propia empresa.
 
Compromiso propio
 
Tras la entrega de los detalles, Pedro Ruiz Morcillo, secretario general de Cáritas Sevilla, ha explicado la apuesta de la entidad por la regularización de las personas migrantes en situación administrativa irregular, gracias al proyecto textil. 
 
Desde hace más de 3 años, Caritas apuesta por ofrecer un contrato a aquellas personas que lo tienen más difícil: son personas que han sido acompañadas desde prácticamente su llegada a España y han realizado un esfuerzo importante por la inserción social tanto desde el aprendizaje del idioma y de nuestra cultura como por a la formación profesional para el empleo. Este esfuerzo en la contratación es compromiso por la dignidad de las personas, pero sencillo de realizar gracias a la gestión del servicio jurídico de la entidad que está disponible para todos aquellos que estén pensando en esta opción.
 
Por último, se ha proyectado un video con 7 testimonios de personas que se encontraban en situación de paro de larga duración y que, gracias a diferentes empresas que le dieron una oportunidad a través de prácticas, formación y contratación, han podido salir de esta situación. 
 
Con un desayuno ofrecido por los alumnos del Centro Diocesano de Empleo, que se encuentran en búsqueda de un puesto de trabajo, ha terminado el evento.