Imprimir esta página
Jueves, 02 Mayo 2019 09:51

Primero de Mayo por el Trabajo Decente

  • tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente

Las entidades promotoras de la Ación Conjunta contra el Paro (ACCP) celebraron, junto a más de un centenar de personas, el Día Internacional de los Trabajadores en San José de la Rinconada.

 

La Acción Conjunta Contra el Paro logró reunir a más de un centenar de personas para reivindicar los derechos de los trabajadores y un trabajo decente que dignifique a la persona. Con esta intención celebraron el 1 de mayo, Día Internacional de los Trabajadores y fiesta de san José Obrero, las entidades promotoras de la ACCP en la parroquia de Santa María Madre de Dios de San José de la Rinconada. El acto, que estuvo dividido en dos partes, comenzó con la celebración de la eucaristía a las siete de la tarde. Presidida por el párroco y vicario Enrique Barrera, la celebración tuvo presente en todo momento a aquellas personas que sufren a diario la dura realidad del desempleo, la precariedad, la injusticia, la inseguridad y los abusos en el puesto de trabajo, se intercedió por ellos y por aquellos que tienen la oportunidad de poner a la persona y sus derechos en el centro. También fue un momento de acción de gracias por el don del trabajo.

Al terminar la eucaristía salieron a la plaza de la parroquia portando una gran pancarta que rezaba el lema "Contra el paro y la pobreza, trabajo decente! como Dios quiere" y, formando un círculo, leyeron un manifiesto en el que destacaron la necesidad de hacer efectivo "por parte de los poderes públicos, el derecho a un trabajo digno para todas las personas; reconocer social y jurídicamente el trabajo de cuidados y producir unas condiciones laborales que garanticen la integridad física y psíquica de la persona, y que garanticen su protección social", entre otras.

Una vez más, la Iglesia de Sevilla se sitúa al lado de los trabajadores pobres y las comunidades cristianas a las que pertenecen para seguir anunciando que el trabajo decente para todos es posible.