×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 105

Cáritas de la República Centroafricana clama contra la violación de derechos humanos

El arzobispo de Bangui y presidente de la Cáritas de la República Centroafricana, monseñor Dieudonné Nzapalainga, ha denunciado el empeoramiento de la situación de crisis humanitaria que azota al país, durante la visita que está realizando a Ginebra, donde ha acudido para informar de la misma a diplomáticos y funcionarios de Naciones Unidas y a otras organizaciones de derechos humanos.


El arzobispo de Bangui y presidente de la Cáritas de la República Centroafricana, monseñor Dieudonné Nzapalainga, ha denunciado el empeoramiento de la situación de crisis humanitaria que azota al país, durante la visita que está realizando a Ginebra, donde ha acudido para informar de la misma a diplomáticos y funcionarios de Naciones Unidas y a otras organizaciones de derechos humanos.


Monseñor Nzapalainga, que ha reclamado un reforzamiento urgente de la misión de paz de la Unión Africana que opera en el país, de modo que se garantice la seguridad y se ponga freno a la situación de anarquía, ha denunciado "incontables violaciones de derechos humanos". "Los rebeldes -ha dicho- están asesinando a la gente, violando a las mujeres, incendiando las casas". Del mismo modo, ha denunciado el incremento del número de rebeldes, que ha pasado de 3.500 a 25.000, el alistamiento de niños y el suministro de armas. "Esto es un polvorín, las personas se están organizando en milicias de autodefensa, con armas caseras, para resistir a los rebeldes", ha advertido. El prelado ha alertado también de las dificultades en el suministro de ayuda, especialmente en la ciudad de Bossangoa, a unos 300 km al norte de la capital, donde han sido incendiadas miles de casa y 37.000 personas se ha refugiado en la misión católica, bajo penosas condiciones sanitarias y alimentarias. En la zona, Cáritas está proporcionando ayuda médica, mantas y lonas de plástico. Junto a la llamada al fortalecimiento de la misión de paz de la Unión Africana, el arzobispo está solicitando ayuda humanitaria internacional, la investigación de los abusos por parte de los tribunales internacionales y la organización de elecciones "creíbles" bajo la supervisión de observadores internacionales. Caritas Internationalis y la Misión Permanente de la Santa Sede están apoyando la presencia en Ginebra de monseñor Dieudonné Nzapalainga. Frente a la situacion, los líderes de la Iglesia Católica se han unido a otros líderes religiosos cristianos y al imán de Bangui para promover un mensaje de paz en todo el país.

Publish modules to the "offcanvs" position.