Muere en Alepo Safouh Al-Moshleb, colaborador de Cáritas Siria

La familia de Caritas se une a los amigos de Cáritas Siria en el dolor por la muerte de de Safouh Al-Mosleh, aesinado en Aleppo el pasado 7 de abril durante el bombardeo de su barrio.

"Safouh será extrañado en Alepo, en Siria y más allá. La confederación Cáritas envía su más sentido pésame y oraciones a sus padres, hermanos y hermanas, a Cáritas Siria y al equipo en Alepo, que está procurando tanto bien en circunstancias tan difíciles", ha expresado el secretario general de Caritas Internationalis, Michel Roy.


La familia de Caritas se une a los amigos de Cáritas Siria en el dolor por la muerte de de Safouh Al-Mosleh, aesinado en Aleppo el pasado 7 de abril durante el bombardeo de su barrio.

"Safouh será extrañado en Alepo, en Siria y más allá. La confederación Cáritas envía su más sentido pésame y oraciones a sus padres, hermanos y hermanas, a Cáritas Siria y al equipo en Alepo, que está procurando tanto bien en circunstancias tan difíciles", ha expresado el secretario general de Caritas Internationalis, Michel Roy.


La tragedia, que lamentablemente no es la primera ni será la última en Siria, sucedió durante la mañana del día 7, cuando el barrio, la Plaza Farhat, de gran simbolismo para el cristianismo con las tres catedrales griega, armenia y maronita allí emplazadas, sufrió uno de los repetidos bombardeos a los que está siendo sometido durante los últimos días.

La familia de Safou había sido evacuada hace unos días, pero parece que éste volvió para comprobar el estado de su casa después de pasar la mañana cuidando a padres, ya ancianos. Según el relato de los hechos, un proyectil de mortero impactó en la vivienda, provocando un gran incendio del que Safouh no pudo escapar.

A sus 40 años, Safou Al-Moshleb un miembro comprometido y activo de Cáritas de la comunidad greco-católica, para la que trabajada desde hace más de un año.

Alepo, amenazada

Sobre la situación de la ciudad, Caritas Siria está alertando del empeoramiento de la situación desde de la caída de Idlib en manos del Frente Al-Nusra.

Idlib se encuentra en el noroeste de Siria, cerca de la carretera estratégica entre Alepo y Damasco. Por su parte, Alepo, la ciudad más grande de Siria, con una población antes de la guerra de más de 2 millones de personas, está amenzada desde diversos frentes por el ISIS y el Frente Al-Nursa.

Miembros del personal de Caritas están alertando del corte de las telecomunicaciones, la electricidad e Internet desde hace varias semanas. Según sus reportes, durante la última semana la situación ha empeorado sensiblemente con la escalada de proyectiles de mortero que golpean a diario a la ciudad.

En el actual estado de guerra que está devastando el país, Cáritas Siria -una de las pocas agencias humanitarias independientes que sigue trabajando en Siria- está proporcionando alimentos, albergue y otras ayudas a las víctimas de la guerra, especialmente a los pobres y vulnerables. En Alepo, la labor de Cáritas alcanzo a 1.600 personas mayores durante 2014.

 

Publish modules to the "offcanvs" position.