"Los migrantes mueren en el Mediterráneo bajo un clima europeo de indiferencia"

[Fuente: Caritas Internationalis] Más de 800 personas murieron el pasado sábado en el naufragio del pesquero en el que viajaban cuando intentaban alcanzar la costa italiana. Se cree que sólo 27 personas sobrevivieron a la tragedia. Cáritas Catania estaba en el puerto cuando el barco llegó a Sicilia sobre la medianoche. Su director, Don Piero Galvano, relata sus pensamientos durante la recepción de los supervivientes.


[Fuente: Caritas Internationalis] Más de 800 personas murieron el pasado sábado en el naufragio del pesquero en el que viajaban cuando intentaban alcanzar la costa italiana. Se cree que sólo 27 personas sobrevivieron a la tragedia. Cáritas Catania estaba en el puerto cuando el barco llegó a Sicilia sobre la medianoche. Su director, Don Piero Galvano, relata sus pensamientos durante la recepción de los supervivientes.



"Los 27 inmigrantes que sobrevivieron al naufragio en el que otros 800 perdieron la vida llegaron agotados a Sicilia. En primer lugar vivieron el naufragio, en la que perdieron a familiares y amigos; luego fueron llevados a Malta; y finalmente fueron trasladados en barco a Sicilia en un viaje de 9 horas.

Las autoridades locales nos preguntaron si disponíamos de zapatos, ropa, comida y bebida que llevar al puerto. Los inmigrantes lo habían perdido todo, pero en este momento lo más importante era proporcionarles algo nutritivo y ropa con que cubrir sus cuerpos.

Cuando llegaron varios de ellos fueron separados en un furgón de la policía. Creo que se trataba de los traficantes que tripulaban el barco. Los demás fueron trasladados a un centro de migrantes en Mineo, en otro lugar de Sicilia. Al pasar junto a nosotros, uno de ellos nos sonrió desde el autobús. Alguien dijo que cuatro menores habían sobrevivido al naufragio, pero no sabemos aún si es cierto.

Los migrantes que cruzan el Mediterráneo son, con frecuencia, personas que vienen huyendo de las guerras y lo han perdido todo. Deben pagar enormes sumas de dinero a los traficantes para poder realizar este viaje de muerte.

Un día cualquiera, en Cáritas Catania ofrecemos desayuno y cena a alrededor de 400 migrantes. También les proporcionamos ropa y les facilitamos el traslado a otras partes de Sicilia si lo desean. Muchas de estas personas están de camino a otros lugares. A menudo quieren ir al norte de Italia o al norte de Europa. Pero alrededor del 40% de las personas que vienen a nuestro comedor son italianos, porque los tiempo están siendo muy difíciles para muchas familias italianas. La mayor parte del trabajo es realizado por voluntarios y estamos muy agradecidos por su contribución.

La raíz del problema de los migrantes que mueren en el Mediterráneo está en la Unión Europea. La gente espera que la UE haga algo ante la crisis migratoria, más allá de esperar a que se suceda una tragegia tras otra. Es necesaria una política que sirva para recibir a estas personas, en lugar de lavarse las manos respecto de su suerte.

Lo que está pasando de la costa de Sicilia es una verdadera tragedia humanitaria, pero parece que sólo somos capaces de entender las cosas cuando nos afectan personalmente. Cientos de miles de personas se movilizaron después de la muerte de 12 personas en Charlie Hebdo y miles de inmigrantes se están muriendo en medio de la indiferencia. ¿Qué son: ciudadanos de segunda clase?"

Publish modules to the "offcanvs" position.