Lucha contra el paro, cuidado de la familia e iniciación cristiana, ejes del nuevo curso pastoral

Jubileo de la MisericordiaLa atención a las personas en paro, el desarrollo del Directorio de Iniciación Cristiana y el acompañamiento a las familias son algunas de las prioridades subrayadas por el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, en la carta, recientemente publicada bajo el título 'Poneos en camino', sobre ejes del nuevo curso pastoral.


Jubileo de la MisericordiaLa atención a las personas en paro, el desarrollo del Directorio de Iniciación Cristiana y el acompañamiento a las familias son algunas de las prioridades subrayadas por el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, en la carta, recientemente publicada bajo el título 'Poneos en camino', sobre ejes del nuevo curso pastoral.


En la misiva, dirigida a los fieles de la diócesis, el arzobispo alude a la importancia del Año de la Misericordia, que se clausurará el próximo mes de noviembre, y recuerda algunos de los jubileos de pastorales relevantes –penitenciaria, catequesis, enseñanza y hermandades, entre otras- que quedan aún por celebrarse. En este sentido, monseñor Asenjo invita a los fieles a participar en estos actos como "ocasión para experimentar personal y comunitariamente la gracia y la alegría de la misericordia de Dios". 

Asimismo, el prelado exhorta al compromiso de los fieles con uno de los frutos diocesanos del Año de la Misercordia, como "acción social derivada del jubileo": el Centro Diocesano de Empleo, que será inaugurado próximamente en la barriada e Palmete y será gestionado por Cáritas Diocesana. Al respecto, monseñor Asenjo destaca su significado en la importancia del compromiso diocesano frente al desempleo: "En la medida de nuestras posibilidades -subraya-, queremos arrimar el hombro para luchar contra la plaga del paro, que tanto sufrimiento provoca entre las familias, entre los jóvenes y en las personas de cierta edad, víctimas de un paro de larga duración”.

Directorio de Iniciación Cristiana

En su carta, el arzobispo incide también en la importancia del Directorio Diocesano de la Iniciación Cristiana; y reconoce el “esfuerzo especial” que está exigiendo esta nueva normativa para los sacerdotes y catequistas. En esta línea, monseñor Asenjo valora muy positivamente el trabajo desarrollado hasta ahora por las parroquias y colegios católicos al servicio de la iniciación cristiana, "una tarea esencial y prioritaria en la vida de la Iglesia", añade. El arzobispo valora, en este sentido, el aumento del número de adultos que han completado su iniciación con el sacramento de la confirmación: "sin duda para muchos ha sido una ocasión para volver a repensar su fe y acercarse a la Iglesia".

Acompañamiento a las familias

Junto a ello, el arzobispo significa también la necesidad del estudio y la recepción de la exhortación apostólica 'Amoris laetitia' –La alegría del amor- como objetivo prioritario, en torno al valor de la familia, de las programaciones pastorales en la archidiócesis. En este sentido, alienta a todos los fieles a "buscar caminos pastorales y propuestas prácticas para acompañar a las familias, de tal forma que –añade- puedan experimentar la alegría del amor verdadero y responder a los tremendos desafíos a los que actualmente se enfrenta".

Finalmente, el arzobispo señala otras claves del próximo curso pastoral, entre ellas la implantación de la Acción Católica, la continuidad de las misiones populares, los Cursillos de Cristiandad y la pastoral vocacional.

En el escrito se recuerda, además, el protagonismo que tendrá la Archidiócesis en Roma el próximo 16 de octubre, con motivo de la canonización del beato sevillano Manuel González, 'obispo de los sagrarios abandonados', a cuya intercesión confía el arzobispo los trabajos del nuevo curso pastoral.

El próximo 13 de noviembre la Iglesia de Sevilla clausurará el Año de la Misericordia. Ese día serán presentadas las orientaciones pastorales diocesanas para el quinquenio 2016-2021.
 

Publish modules to the "offcanvs" position.