×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 105

Monseñor Asenjo exhorta a colaborar con la pastoral penitenciaria

Con ocasión de la celebración, hoy, 24 de septiembre, de la festividad de Nuestra Señora de la Merced, patrona de las instituciones penitenciarias, el arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo Pelegrina, ha querido recordar especialmente “a los hermanos y hermanas que están privados de libertad” , destacando la labor de la pastoral penitenciaria e invitando a los fieles de la diócesis a colaborar con ella.


Con ocasión de la celebración, hoy, 24 de septiembre, de la festividad de Nuestra Señora de la Merced, patrona de las instituciones penitenciarias, el arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo Pelegrina, ha querido recordar especialmente “a los hermanos y hermanas que están privados de libertad” , destacando la labor de la pastoral penitenciaria e invitando a los fieles de la diócesis a colaborar con ella.


En una nueva carta pastoral titulada Nuestros hermanos presos, el prelado ha recordado que “nadie es más pobre que aquel que está privado de libertad” y ha incidido en el hecho de que que “en la prisión se concentren todas las formas de pobreza: violencia y delincuencia, marginación social, drogodependencias, desestructuración familiar y todo tipo de carencias humanas y afectivas”. En la misma, monseñor Asenjo ha saludado a los internos de los Centros Penitenciarios de Sevilla, alentándolos sobre el amor de Dios, “la primera seguridad con que pueden contar”.”Este es el secreto de la auténtica alegría: que os dejéis amar por Dios y que Él ocupe el primer puesto en vuestra vida”, les ha deseado. Del mismo modo, el arzobispo ha tenido palabras de reconocimiento y ánimo para los agentes de pastoral penitenciaria, quienen, “en nombre de nuestra Iglesia –ha escrito- tratan de vivir la bienventuranza de Jesús y, con ella, la más antigua y genuina tradición de la Iglesia primitiva, la preocupación por los encarcelados compartiendo su sufrimiento”. En este sentido, ha destacado la labor de promoción humana que desarrollan, con la meta de la reinserción y la relación con el entorno familiar, para lo cual, ha exhortado, “es importante la conexión con las parroquias de origen y la colaboración con Caritas Diocesana”. El 24 de septiembre se celebra la memoria litúrgica de Nuestra Señora de la Merced, patrona de las instituciones penitenciarias, cuya advocación se remonta al siglo XII. En 1212, San Pedro Nolasco y San Raimundo de Peñafort fundaron la Orden mercedaria, como servicio a la liberación de los cautivos víctimas de las incursiones turcas y bereberes en la Península. Su estela de heroísmo y entrega es hoy continuada por las capellanías y el voluntariado de la pastoral penitenciaria, que hacen presente el rostro misericordioso de Cristo y de su Iglesia en el servicio a los hermanos presos.

Publish modules to the "offcanvs" position.