Senegal, Malí, Burkina Faso, Níger, Chad y Mauritania; el norte de Camerún y el noroeste de Nigeria son los países afectados por una crisis alimentaria que tiene su origen en varios factores.

Los datos del mes de febrero de este año preveían 600.000 personas en Burkina Faso, más de 890.000 en Chad, más de 800.000 en Malí, más de 602.000 personas en Mauritania, más de 1.400.000 en Níger y en Senegal más 550.000 personas en situación de crisis alimentaria y necesitadas de ayuda alimentaria y para mantener sus medios de vida. Ya hemos sobrepasado estas cifras.

Francisco en Puerto MaldonadoLa sección brasileña de la Red Eclesial Panamazónica –una iniciativa pastoral creada en 2014 para promover la justicia, la legalidad, la promoción y la tutela de derechos humanos en toda la Amazonia, de la que forma parte Cáritas Española-, ha hecho pública una nota de apoyo al padre Amaro Lopes, frente a la calumniosa campaña dirigida contra él y la criminalización de su labor de defensa de los derechos humanos y de promoción de las comunidades campesinas de Anapu (Brasil).

Reproducimos el texto de la nota:

Cuando se cumple el séptimo año del estallido de la guerra en Siria, la red internacional de Cáritas, presente del comienzo de la crisis en la acogida humanitaria a las víctimas, reitera su solidaridad fraterna con el pueblo sirio y agradece a Caritas Siria su compromiso inquebrantable de servir a las personas más vulnerables.

La experta del Área de Incidencia en Acción humanitaria y Derechos Humanos de Cáritas Internationalis, Floriana Polito, ha puesto sobre la mesa esta mañana, en la última sesión del encuentro sobre movilidad humana organizado por Cáritas Española en El Escorial, una pregunta crucial: “¿Cuando se habla de migración segura, para quién es segura? ¿Para el migrante? ¿Para alguien que se mueve? ¿O segura para el Estado?”.

En una ponencia sobre el tema “Compartiendo el viaje. La movilidad humana, oportunidad para la Esperanza”, Polito ha recordado el papel crucial que va a jugar este año la sociedad civil y las organizaciones sociales con motivo de las negociaciones del Pacto Global de Migración en Nueva York y el Pacto Global de Refugiados en Ginebra.

Con motivo de la Jornada Mundial de la Paz, que la Iglesia católica celebra el 1 de enero, Su Santidad el papa Francisco ha difundido un mensaje conmemorativo en el que exhorta a la comunidad internacional a responder "con espíritu de misericordia" a migrantes y refugiados.

En su mensaje, el papa recuerda la realidad dramática de millones de personas migrantes, "hombres y mujeres, niños, jóvenes y ancianos que buscan un lugar donde vivir en paz"; y denuncia con contundencia la "retórica de la seguridad nacional y de desprecio de la dignidad personal" difundida en muchos países de destino. "Los que fomentan el miedo hacia los migrantes -subraya-, en lugar de construir la paz, siembran violencia, discriminación racial y xenofobia".

Página 1 de 22