MEMORIA 2019

ATENCIÓN PRIMARIA

Datos generales

ATENCIÓN PRIMARIA

Datos generales

 

Las Cáritas parroquiales engloban el conjunto de esfuerzos emprendidos por todos los agentes de caridad para la atención, la acogida y el acompañamiento a las personas, familias y colectivos en situación de necesidad para su promoción y su desarrollo personal y social. Para ello, Cáritas cuenta con una red territorial integrada por los equipos de Cáritas parroquiales, sus espacios de coordinación y sus proyectos específicos.

 

 

Durante 2019, nuestras Cáritas parroquiales acompañaron a 14.037 familias en situación de exclusión o vulnerabilidad, con 43.135 personas beneficiarias de las acciones realizadas. El número de familias atendidas descendió ligeramente, un 2,57 % respecto del año anterior.
Los volúmenes de atención en Cáritas no se han reducido tan significativamente como cabría esperar en un periodo de recuperación. Seguimos atendiendo un número muy importante de familias y su situación es aún más precaria.

 

 

En 2019, las intervenciones descendieron muy ligeramente, un 3,9 % con respecto al año 2018.

 

 

 

La cobertura de la demanda de recursos de primera necesidad (alimentación, higiene, vestido...) y la vivienda (alquileres/ hipotecas, equipamientos, suministros...) acapararon el 76,23% de las intervenciones realizadas. La distribución de las intervenciones es bastante similar a la del año anterior.

 

 

En 2019 la inversión descendió un 14 %, con respecto al año 2018.

 

 

En 2019 disminuye la inversión con respecto a 2018 en todos los ámbitos de actuación, un 8,4% en salud, un 24% en alimentación, un 2% en vivienda, un 19% en otras intervenciones y un 8% en proyectos.

 

ACOGIDA EN LOS SERVICIOS GENERALES
Además del servicio de acogida en las Cáritas parroquiales, los Servicios Generales también realizan esta labor con el objetivo de informar, orientar y asesorar a las personas que solicitan ayuda en este centro.
Cuenta con un equipo de trabajo de 4 voluntarias y 1 técnico.
En 2019 se atendieron 604 demandas: el 69% de las personas tenían edades comprendidas entre los 31 y los 65 años, de las que 210 eran hombres y 394 mujeres. El 36% eran españolas.
Las demandas más frecuentes estuvieron relacionadas con el empleo, la alimentación, la información y el asesoramiento.

 

 

Valoración y análisis

Valoración y análisis

 

Precariedad socioeconómica y persistencia de la exclusión social

 

La ”recuperación económica” tras la crisis no ha sido igual para toda la población, no ha alcanzado a muchas familias que tienen una situación crónica caracterizada por la vivienda insegura e inadecuada, el desempleo persistente, la precariedad laboral extrema y otras necesidades y problemas; además, a esta situación se une la falta de políticas públicas eficaces.

Como fruto de esta realidad, los datos constatan que Cáritas sigue dedicando recursos considerables para atender las necesidades básicas de una población expulsada, que acumula una gran cantidad de dificultades y problemas.

 

La urgencia social relacionada con la vivienda y el empleo precarios

 

En Cáritas estamos viendo como muchas familias de la sociedad expulsada, pero también algunas familias de la sociedad insegura, sufren el modelo de precariedad en el empleo y la vivienda. Los ingresos insuficientes del empleo y el coste elevado de la vivienda impiden a las personas salir del pozo de la vulnerabilidad y la exclusión.

La carencia de políticas activas de empleo eficaces, así como la casi inexistencia de políticas de acceso a la vivienda que eviten la exclusión residencial, está empujando a Cáritas a redoblar sus esfuerzos en los programas de incorporación al mercado laboral y en el apoyo y mediación para el acceso y mantenimiento de la vivienda.

 

El rostro de las personas atendidas por Cáritas

 

Según los datos, a nivel general, las personas y familias acogidas se caracterizan por encontrarse en riesgo o situación de exclusión social, donde se hallan presentes, en mayor o menor medida, alguna de las siguientes situaciones:

  • Desempleados de larga duración, precariedad laboral, trabajos esporádicos con escaso salario, bajos niveles de cualificación y escasa experiencia laboral.
  • Debilidad o carencia de redes de apoyo social y/o familiar.
  • Graves carencias educativas: inexistencia de escolarización o abandono de los estudios primarios.
  • Insuficiencia de ingresos económicos para hacer frente a las necesidades básicas de la vida diaria, que en gran parte proceden de prestaciones o trabajos precarios.
  • Nacionalidad mayoritariamente española de los afectados, y, en menor medida, procedencia de la migración.

 

 

Please publish modules in offcanvas position.