Cáritas Diocesana

 

Nuestras noticias

Archivo de noticias • 02/12/22

Vivir con dignidad

En la carta del director de nuestro boletín informativo de diciembre, Mariano Pérez de Ayala, director de Cáritas Diocesana, nos habla sobre el último informe FOESSA.

Archivo de noticias • 02/12/22
Vivir con dignidad

En la carta del director de nuestro boletín informativo de diciembre, Mariano Pérez de Ayala, director de Cáritas Diocesana, nos habla sobre el último informe FOESSA.

El pasado 3 de noviembre fue presentado un último informe de la fundación FOESSA de Cáritas titulado “El coste de la vida y estrategias para abordarlo”. Dicho estudio propone la construcción del Presupuesto de Referencia para unas Condiciones de Vida Dignas (PRCVD).

Se trata de un sistema que permite abordar la pobreza no solo a partir de los ingresos disponibles, sino que los asocia a las necesidades básicas de los hogares. El PRCVD establece el presupuesto mínimo que necesita una familia para vivir con dignidad en un contexto concreto.
La intención es adaptar dicho presupuesto a las características específicas de cada tipo de hogar, de forma que la pobreza no se defina de manera abstracta, atendiendo únicamente a los ingresos, sino de una forma concreta, en relación con las necesidades de los hogares. 

Este indicador contempla no solo el acceso a los alimentos, sino también otros bienes necesarios tales como la vivienda, su equipamiento o suministros (energía o internet).

Además, toma en cuenta el acceso a derechos como la educación, el ocio, los gastos sanitarios o la atención a las situaciones de dependencia. En resumen, el presupuesto resultante es la suma de ocho partidas de gastos necesarios para que cualquier hogar pueda vivir en condiciones de vida dignas.

El estudio subraya como el 31,5% de las familias en nuestro país, tres de cada diez hogares, no cuentan con un presupuesto que garantice unas condiciones de vida digna.

Seis de cada diez hogares vulnerables han reducido el consumo de electricidad, gas o agua y cerca de medio millón de familias con niños han dejado de usar el comedor escolar por no poder pagarlo.

Si antes de la crisis de la inflación, los hogares con ingresos inferiores a 1.500 euros mensuales destinaban a vivienda, alimentación y transporte 61 euros de cada cien euros que ingresaban, al terminar el año estarán dedicando 80 de cada cien. Las familias en peor situación -con ingresos menores a los 1.000 euros- que antes de la crisis se veían obligados a dedicar casi el 70% de esa cantidad exclusivamente a vivienda y alimentación, al finalizar el año superarán los 80 euros de cada 100.

La labor de Cáritas incluye su tarea de dar a conocer la realidad que viven las personas y familias empobrecidas.

El ejercicio de la acción caritativa no puede ser sorda o ciega ante la realidad que viven muchos hermanos y hermanas nuestros, limitándose a una acción que no pasa de lo puramente asistencial.

Ayudar a la promoción de las personas y colaborar en la transformación de la sociedad, exige contar con un conocimiento preciso de la realidad como el que nos arrojan estudios como el presente. Es un servicio más que prestamos a los más pobres, pues ponemos voz y datos a la difícil situación de muchos hogares en nuestro país, para contribuir así a que todos puedan vivir con dignidad.




Guardar
Preferencias de los usuarios sobre cookies
Usamos cookies para asegurar la mejor experiencia de navegación. Si rechaza su uso, el sitio podría no funcionar correctamente.
Aceptar todo
Rechazar todo
Analíticas
Permiten el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios de los sitios web.
Google Analytics
Aceptar
Rechazar