×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 105

Cáritas Pakistán se une a las protestas tras el letal ataque a una iglesia en Peshawar

Más de 80 personas -hombres, mujeres y niños- murieron el pasado domingo, víctimas del ataque perpetrado por dos terroristas suicidas contra la iglesia de Todos los Santos de la ciudad de Peshawar (Pakistán), en lo que constituye uno de los atentados más letales y sanguinarios contra los cristianos de la historia de Pakistán. Además, ciento cuarenta y cinco personas resultaron heridas como consecuencia del ataque.


Más de 80 personas -hombres, mujeres y niños- murieron el pasado domingo, víctimas del ataque perpetrado por dos terroristas suicidas contra la iglesia de Todos los Santos de la ciudad de Peshawar (Pakistán), en lo que constituye uno de los atentados más letales y sanguinarios contra los cristianos de la historia de Pakistán. Además, ciento cuarenta y cinco personas resultaron heridas como consecuencia del ataque.


La explosión de las bombas dejó una estela de devastación entre las 600 personas que asistían en ese momento a la misa del domingo. Según la policía, los terroristas emplearon más de 12 kilos de explosivos. Éste es el último de una serie de ataques contra los cristianos pakistaníes, que representan alrededor del 1,6 por ciento de la población del país, mayoritariamente musulmana. Aunque la minoría cristiana tiende a mantener un perfil bajo y los ataques contra zonas cristianas se presentan de forma esporádica, el atentado del domingo ha sido uno de los más mortíferos de la historia reciente. Protestas en todo el país La tragedia ha provocado protestas en todo el país. Más de 500 personas se reunieron el lunes frente a la Asamblea de Punjab, donde corearon consignas contra los atacantes, rezaron por la paz y exigieron justicia. Entre los participantes, contaban sacerdotes, personal de la Comisión Justicia y Paz, superiores religiosos, y miembros de Cáritas Pakistán. El director de Cáritas Pakistán, Amjad Gulzar, que participó en la protesta, reclamó mayor protección para las minorías religiosas: "Somos todos paquistaníes que hemos contribuido en gran medida en el ámbito de la educación, la salud y las labores humanitarias. El gobierno debe hacer más por la paz ". En el mismo sentido se pronunció también monseñor Joseph Coutss de Karachi, presidente de la Cáritas pakistaní, que condenó el ataque terrorista, exigió medidas de protección y se sumó a los tres días de duelo declarados por la Iglesia de Pakistán: "Nuestros centros de enseñanza permanecerán cerrados en señal de luto y protesta. Insto a todos los cristianos a permanecer tranquilos y a orar". Según Amjad Gulzar, Cáritas Pakistán continuará participando en las manifestaciones por la paz. La iglesia de Todos los Santos fue construida en 1883, inspirada en la estructura de las mezquitas. Es bien conocida su labor de promoción de la paz, la armonía y la coexistencia pacífica entre la mayoría musulmana y la minoría cristiana en Pakistán.

Publish modules to the "offcanvs" position.