Imprimir esta página

Cáritas eleva una queja al Defensor del Pueblo contra el encarcelamiento de decenas de inmigrantes en Archidona

Cáritas Española ha elevado una queja al Defensor del Pueblo contra el internamiento de decenas de inmigrantes en las instalaciones de la prisión Málaga II, en la localidad de Archidona, de próxima inauguración. Las personas encarceladas forman parte del contigente de inmigrantes que alcanzó en pateras las costas murcianas hace pocos días.


Cáritas Española ha elevado una queja al Defensor del Pueblo contra el internamiento de decenas de inmigrantes en las instalaciones de la prisión Málaga II, en la localidad de Archidona, de próxima inauguración. Las personas encarceladas forman parte del contigente de inmigrantes que alcanzó en pateras las costas murcianas hace pocos días.


Cáritas denuncia que la decisión del Ministerio del Interior vulnera los derechos humanos de los internados; y recuerda que "la vigente Ley de Extranjería establece de forma reiterada el carácter no penitenciario de los centros de internamiento".

En su queja, solicita "a la Defensoría del Pueblo a que inste al Ministerio del Interior y al Gobierno a la puesta en libertad de las personas extranjeras internadas contrariamente a nuestro marco legislativo”. "No consta -se advierte- que se haya intentado el traslado a otros centros de internamiento de extranjeros antes de la habilitación de recintos penitenciarios”. En sentido, reclama "medidas respetuosas con nuestro marco jurídico y con los derechos humanos de estas personas. Asimismo, lamenta que con estas decisiones se criminalice a personas víctimas de una experiencia tan traumática como el viaje migratorio, "que se encuentran en una prisión como si hubieran cometido un delito". "De nada sirve -se denuncia- invertir en recursos humanos y económicos en la prevención de delitos de odio, en políticas antidiscriminación, esfuerzo en el que nos consta está implicado el Ministerio del Interior, si por otro lado se incumple el marco jurídico vigente y se acompaña de un discurso público que favorece la discriminación".

Finalmente, Cáritas se hace eco de la advertencia de ACNUR España en agosto pasado, cuando apeló a la necesidad de “dar una acogida digna a quienes llegan a nuestras costas, para lo que es fundamental que se refuercen los recursos y se adapten las actuales infraestructuras en los principales puntos de entrada".