Imprimir esta página

Las Cáritas de Cañada Rosal y El Campillo apoyan diversos proyectos sociales en Perú

«Queremos que nuestra ayuda no solo sea una aportación económica, sino acercarnos a su realidad, sentirnos hermanos».


«Queremos que nuestra ayuda no solo sea una aportación económica, sino acercarnos a su realidad, sentirnos hermanos».


Bajo el lema «Por el Amor de Dios», las Cáritas parroquiales de Santa Ana, de Cañada Rosal, y Nuestra Señora de los Dolores, de El Campillo, han lanzado una campaña de sensibilización y cooperación fraterna con diversos proyectos sociales y educativos en Perú.

La campaña, que fue presentada el pasado domingo en la parroquia de Santa Ana, persigue, en palabras de sus promotores, «algo más que una aportación económica: queremos que nuestra ayuda sea acercarnos a su realidad, aunque nos separen miles de kilómetros, sentirnos hermanos»

«Por el Amor de Dios» está coordinada por el diácono Ignacio del Rey, que conoce sobre el terreno los distintos proyectos apoyados: el «Hogar Monseñor Óscar Romero», sostenido por la Fundación Fraternitas Sine Finibus, en Trujillo; el proyecto «Rayito de Esperanza», de la religiosas Agustinas Hermanas del Amparo, en Lima; los proyectos «Ni un niño sin pan» y «Dios te da beber»; y otras acciones realizadas en las parroquias de Huancavelica.